Ejemplos de haiku

Ejemplos de haiku

El haiku es un poema corto, de origen japonés . Nació en Japón en el siglo XVI.
Son poemas, por lo general, de veros de 5 y 7 sílabas, de extensión muy breve (incluso de solo 3 v versos) y que condensan algún pensamiento o idea sugerente.
Fueron un vehículo ideal para la expresión de la filosofía Zen.

Ejemplos.

Los días lentos

se apilan, evocando

un viejo antaño.

***

 

***

¡Qué les importa

la siesta a los pájaros

de la higuera!

 

***

Hecho de aire
Entre pinos y rocas
Brota el poema

***

Este camino
nadie ya lo recorre,
salvo el crepúsculo”

***

Las nubes ocasionalmente
nos dan descanso
mientras miramos la luna.

***

Las flores de cerezo en la tarde
incluso hoy se
han convertido en ayer.

***

Suspendida en la noche
la bolsa de suero
y la blanca luna.

Morse por la noche.
El viento
envía un SOS.

***

Los pies de lluvia
nos devuelven el frío
de la desdicha

***

Un relámpago
y el grito de la garza,
hondo en lo oscuro.

Admirable
aquel que ante el relámpago
no dice: la vida huye.

***

Lluvia de otoño,
en el suelo, las hojas
se desperezan.

Vaga en el río
amarilla una hoja,
sin rumbo fijo.

En los viñedos,
de dulce agua preñadas,
las rojas uvas.

***

En octubre
cayeron los días
como las gotas.

 

 

Ejemplo de poema con rima asonante

Ejemplo de poema con rima asonante

 

La rima consoante se produce cuando en la última palabra de dos o más versos, a partir de la vocal tónica e incluyéndola a ella, se repiten exactamente las mismas vocales, pero no las mismas consonantes.

 

cAsA rima en asonante con pArA

 

quEsO rima en asonante con espEjO

 

cOrchO rima en asonante con bOrdÓ

 

En en el siguiente poema de Gustavo Adolfo Béquer, todos los versos pares de todas las estrofas riman en asonante, porque a partir de la vocal tónica de la última palaba en todos se repite la vocal A-A

(Algunos versos impares riman en consonante y  el resto de versos impares no rima)

 

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

         RIMA LXX

 

Gustavo Adolfo Becquer

 

¡Cuántas veces, al pie de las musgosas
paredes que la guardan,
oí la esquila que al mediar la noche
a los maitines llama!

¡Cuántas veces trazó mi silueta
la luna plateada,
junto a la del ciprés, que de su huerto
se asoma por las tapias!  *** se suprime la i, es una excepción)

Cuando en sombras la iglesia se envolvía,
de su ojiva calada,
¡cuántas veces temblar sobre los vidrios
vi el fulgor de la lámpara!

Aunque el viento en los ángulos oscuros
de la torre silbara,
del coro entre las voces percibía
su voz vibrante y clara.

En las noches de invierno, si un medroso
por la desierta plaza
se atrevía a cruzar, al divisarme
el paso aceleraba.

Y no faltó una vieja que en el torno
dijese a la mañana,
que de algún sacristán muerto en pecado
acaso era yo el alma.

A oscuras conocía los rincones
del atrio y la portada;
de mis pies las ortigas que allí crecen
las huellas tal vez guardan.

Los búhos, que espantados me seguían
con sus ojos de llamas,
llegaron a mirarme con el tiempo
como a un buen camarada.

A mi lado sin miedo los reptiles
se movían a rastras;
hasta los mudos santos de granito
creo que me saludaban.

 

Ejemplo de poema con rima consonante

Ejemplo de poema con rima consonante

 

Se produce Hay rima consonante, cuando se repiten  todos los sonidos al final de dos o más versos.
La última palabra de cada verso tienen que tener exactamente los mismos sonidos, a partir de la voval tónica, la que se pronuncia más fuerte:

 

cASA rima en cosonan te con pASA

rOCA rima en consonante con pOCA

balÓN rima en consonante con doblÓN

cafÉ rima en consonante con echÉ

 

ATENCIÓN:  vacÍA rima en consonane con habÍA

 

Hay que fijarse, pues, en la última palabra de los versos que queremos comprobar si riman en consonante. Entonces localziamodsla vocal tónica ( la que se pronuncia más fuerte) de esas palabras y comprobamos si a partir de esa vocal tónica, incluyéndola a ella, se repite todo exactamente.
Entonces estaremos ante un ejemplo de de rima consonante. Esto puede comprobarse en el siguiente…

 

Ejemplo de poema con rima consonante

 

Federico García Lorca Statue, Madrid

 

EL POETA DICE LA VERDAD
Quiero llorar mi pena y te lo digo
para que tú me quieras y me llores
en un anochecer de ruiseñores
con un puñal, con besos y contigo.

Quiero matar al único testigo
para el asesinato de mis flores
y convertir mi llanto y mis sudores
en eterno montón de duro trigo.

Que no se acabe nunca la madeja
del te quiero me quieres, siempre ardida
con día, grito, sal y luna vieja:

Que lo que me des y no te pida
será para la muerte, que no deja
ni sombra por la carne estremecida.

 

Federico García Lorca

EJEMPLO DE DÉCIMA DE PIE FORZADO

EJEMPLOS DE DÉCIMA DE PIE FORZADO

Definción de décima de pie forzado.
La décima  clásica  o espinela (aunque realmente la espinela fue una modificación sobre un modelo asentado previo) consta de diez versos, normalmente de versos octosílabos. .
Las rimas presentan esta estructura: abbaaccddc

Esta estructura responde a lo siguiente:
-1 redondilla (abba)
-dos versos de transición o puente (ac), que repiten la rima  primera (y última) de cada dredondilla
-1 redondilla (cddc)

La décima de pie forzado es una continuación en la corriente de la poesía popular de esta estrofa que se remonta al menos al siglo XVI y que ha arraigado en numerosos países: Chile,Argentina,Uruguay,Puerto Rico, Cuba…. En España también existe esta corriente popular en Andalucía, Extremadura, Canarias… por lo que su origen es quizá menos exótico de lo que algunos especulan.

La esencia de la versión popular de la décima es el pie forzado.
Una modalidad corriente es que el pie forzado sea el último verso de la décima.
Este último verso es, en realidad, el que da pie(forzado) a todo el poema, pues el decimero o decimista debe improvisar toda la décima en función de que desemboque de manera vistosa en ese último verso.
Es un ejemplo típico del papel de las competiciones en la poesía popular.

Otras veces, el pie forzado no es un s??lo verso, sino que al decimero le dan de 2 hasta 4 (el máximo, pues la décima tiene cuatro rimas) frases octosílabas a modode pie quebrado y tiene que improvisar la décima hacendo encajar los cuatro versos del pie forzado en una décima que tenga sentido y mérito.

 

Ejemplos de décima de pie forzado:

Aquí uno maravilloso de Juan Acevedo Carrión (Puerto Rico) que muestra en décimas enm qué consiste la técnica del oie forzado popular

Juan Acevedo Carrión
Técnica y Estética de la Décima

No soy ningún erudito,
Tal vez poco de novato,
Con mi deseo sensato
De vertical jibarito,
Que aspira dejar escrito,
Con bastante corrección,
Un mensaje, una lección
Para que los trovadores,
Se conviertan en valores,
De nuestra improvisación.

Hacer la décima pura,
Es mi primera inquietud.
Si le di mi juventud,
A mi novia, la cultura,
He cavado su escultura,
Buscando la perfección,
Usando aliteración,
Anáfora y paradoja,
Pido amigo que la escoja,
Para darle nutrición.

El epíteto admirable,
Hace la estrofa más bella,
Y brilla como una estrella,
Un adjetivo agradable.
Es un tesoro admirable,
La décima bien tallada,
Puramente sazonada,
Con su métrica elegante,
Y su rima consonante,
Cultamente edificada.

Es difícil sumamente,
Nuestra típica Espinela,
Si faltamos a la escuela,
De la vida y de la mente,
Como alumno permanente,
Les podría asegurar,
Que no es fácil dominar,
La décima estilizada,
Vieja niña uniformada,
Que nos honra cultivar.

La décima esta regida,
Por un escrito patrón,
De esos diez versos que son
Una regla definida.
La misma esta dividida,
En ocho partes llamadas
Silabas encadenadas.
Con ritmo y con melodía,
Que es la selecta poesía,
Con sus diez líneas rimadas.

Rimando con la primera,
Hallaras la Quinta y la cuarta,
Y riman en doble carta,
La segunda y la tercera.
La seis y la siete entera,
Dan su rimada constancia.
La octava con elegancia,
A la novena le rima
Y ahí la décima se arrima,
A la sexta en consonancia.